lunes, 23 de septiembre de 2013

La relación con mi hermana

Entre mi hermana y yo hay mucho más que un hilo de tiempo de 7 años. La compañía que siempre tuve y el deseo de ella por estar acompañada durante ese tiempo.

La relación con mi hermana va más allá de compartir padres, abuelos, tíos y primos. Más allá de compartir la misma sangre. Nada tiene que ver esa conexión con lo que sentimos la una por la otra.

Cuando me planto frente ella siento que estoy delante de un espejo que muestra todo lo que quiero y no quiero ser, todo lo que puedo ser, todo lo que quizás llegue a ser. Esa sensación poco tiene que ver con que sea yo la pequeña y quiera seguir sus pasos, con el que sea un modelo a seguir para mí.

Si es por teléfono cuando hablo con ella, a veces parece que hablo conmigo misma y esa conversación me hace crecer, enfrentarme a mis propios miedos, a mi mundo más profundo y la entiendo, la comprendo y la defiendo. Defiendo su forma de ser, defiendo sus creencias, defiendo sus inseguridades, defiendo sus sueños, defiendo esos rizos que hacen enredarse a los demás, defiendo sus virtudes (tantas virtudes), defiendo esa mirada decidida, defiendo su opinión firme... Y no me canso de defenderla a pesar de no pensar como ella en muchos momentos. Esta defensa, tampoco tiene que ver con el hecho de ser hermanas.

Nadie sabe por qué entre mi hermana y yo se han forjado cimientos más sólidos que los de la casa donde nos criamos juntas. Columnas enormes de un hormigón irrompible que nadie podrá derribar jamás. Pedestales donde se apoyan las paredes de esa cueva, un lugar nuestro y secreto con acceso restringido.

Entre mi hermana y yo hay mucho más que una conjunción "y", también hay signo "+" y signo "-", admiraciones y muchas incógnitas. Hay comas, puntos y aparte, pero también muchos puntos suspensivos, tantos, que terminan haciéndose líneas rectas para no dejarnos marchar nunca.

Un lazo color violeta que nos une hasta el fin del mundo.

Y es que no sé cuál es la razón de nuestra relación, pero sí puedo decir que el ser hermanas ha hecho posible nuestro encuentro en la vida. Y eso me gusta.

Te quiero.


2 comentarios:

  1. Como siempre directo al corazón.
    Te quiero.

    ResponderEliminar
  2. Qué maravillosa es la vida, que me ha puesto a tu lado. Te quiero, preciosa

    ResponderEliminar