Presentación

La verdad es que no sé muy bien por dónde empezar.

Soy un ser dudoso (que duda, no del que no haya que fiarse, creo) y también soy bastante cambiante, como la luna. Puede que mi naturaleza femenina tenga algo que ver, o puede que simplemente sea una casualidad más que forma parte del devenir de mi vida.

En definitiva, que esta tarde mirando mis lunares me he dicho "voy a crear un blog", así, sin más. No hay una razón de peso ni concreta, solo una decisión en medio de una tarde como otra cualquiera. Eso sí: de una tarde que es testigo del atisbo de un dibujo en el cielo, una luna grande y redonda, llena, plena, satisfecha, que cada vez se hace más y más perceptible al ojo humano. Su línea sinuosa en círculo perfecto cada vez mejor definida en el atardecer, ocupando su sitio en el transcurso del día y apoderándose del cielo con sutileza. 

Este blog será una llave, que hará girar cerrojos muy distintos. Algunos abrirán puertas sencillas sin esfuerzo y otros rincones ocultos difíciles de traspasar. Pero todos serán lugares para aprender y compartir, porque no hay nada más bonito y enriquecedor que aprender y compartir.

Sin nada más que decir (por el momento), os dejo contemplando la luna que es todo un espectáculo.

Buenas noches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario